top of page

El Uso del Canto Rodado en el Hormigón: Un Enfoque en la Calidad y la Resistencia

Fecha: 17 de octubre del año 2023


En la industria de la construcción, la elección de los materiales es un paso crítico para garantizar la calidad y la durabilidad de cualquier proyecto. En tiempos recientes, hemos sido testigos de la proliferación de agregados triturados, con la creencia generalizada de que estos materiales triturados son esenciales para la producción de hormigón. Sin embargo, es importante destacar que esta no es la única alternativa viable.


A lo largo de la historia de la construcción, antes de la llegada de la trituración, se llevaron a cabo innumerables proyectos de alta calidad utilizando canto rodado como material de agregado. En este artículo, exploraremos la eficacia del canto rodado en la producción de hormigón, desmitificando la idea de que solo los materiales triturados son adecuados para esta tarea.


Es indiscutible que los materiales triturados poseen cualidades destacadas, especialmente en términos de adherencia debido a la textura irregular de los granos triturados. Sin embargo, es crucial entender que la diferencia en resistencia entre el hormigón con triturados y el hormigón con canto rodado es, en condiciones y proporciones similares, de tan solo un 10%. Además, el hormigón con triturados puede plantear desafíos en lo que respecta al bombeo, un aspecto relevante a considerar en la planificación de proyectos de construcción.


Un punto que merece atención especial es la resistencia a edades tempranas, es decir, en el período anterior a las 2 semanas de fraguado. En estos casos, la resistencia del hormigón con canto rodado es notablemente menor, ya que en esta fase, la adherencia de la pasta de hormigón juega un papel predominante. Sin embargo, todo cambia después de las 2 semanas, cuando la resistencia del hormigón con canto rodado se acerca a la del hormigón con triturados, de modo que ambas alternativas presentan resistencias muy similares a los 28 días.


En mi experiencia personal, dirigí la construcción de un hospital de 20,000 m2 en Haití, un proyecto posterior a un terremoto. En ese contexto, con la ausencia de material de planta o hormigoneras, y con una supervisión altamente exigente, logramos construir con éxito la obra utilizando principalmente canto rodado como componente del hormigón. Sorprendentemente, no se requirió un mayor consumo de cemento, y no tuvimos ninguna prueba fallida. Las probetas se enviaban semanalmente a un laboratorio en Miami para su evaluación, supervisadas por la Fundación Clinton, que era el propietario del proyecto.


La clave en la producción de hormigón, ya sea con canto rodado o triturados, radica en mantener la relación agua/cemento lo más baja posible. En algunos casos, puede ser necesario utilizar plastificantes de forma controlada para lograr la trabajabilidad necesaria.


Como colega ingeniero, le sugiero que si se encuentra ante la disyuntiva de elegir entre canto rodado y triturados, realice su propio experimento de comparación para disipar cualquier duda. En nuestro país, hemos observado numerosas estructuras construidas con hormigón a base de canto rodado que se mantienen en excelentes condiciones después de más de 40 años. Algunos ejemplos notables incluyen todas las edificaciones de la Feria en la época de Trujillo, el Edificio de Oficinas Públicas en Santo Domingo (conocido como "El Huacal" durante el gobierno de Balaguer), y el Teatro Nacional, también construido bajo la administración de Balaguer.


La elección entre canto rodado y triturados en la producción de hormigón es una decisión crítica que influye en la calidad y la durabilidad de un proyecto. La experiencia demuestra que el canto rodado es una alternativa viable que ha resistido la prueba del tiempo y ha sido utilizada con éxito en proyectos de envergadura. Entonces, ¿por qué no considerar nuevamente el canto rodado como una opción válida en la construcción moderna? La calidad y la resistencia del hormigón pueden lograrse de manera efectiva con esta opción tradicional.


Autor: ING. José Peralta

Comentários


Os comentários foram desativados.
bottom of page